UNIFICAR IBERIA

 

Texto e ilustración de O COLIS*

 
Un amigo común de muchos de los que ojeáis este muro, Jesús Aparicio, sugería que para unificar Iberia no habría más que declarar la guerra formalmente a Portugal e, inmediatamente, rendirse. Los portugueses ganarían esa guerra sin apenas enterarse, y España sería entonces portuguesa. Después, la democracia pondría enseguida las cosas en su lugar y convendríamos en llamarnos todos juntos Iberia. España y españoles serían entonces los que quisieran serlo de entre las otras autonomías ibéricas. Total, sólo habría que añadir un idioma más al ruedo ibérico y ganaríamos con ello gente, mucha gente, con las ventajas de peso político en la UE que traería esto, y perímetro costero, seríamos el país europeo con más mares, puertos, pescadores, más sol y recursos energéticos no contaminantes. No es mala idea. Incluso los Borbones podrían reinar en la parte autonómica a la que le restara ganas de la nueva confederación, Asturias, Cantabria y Burgos, por ejemplo. No es que pretenda endilgar la monarquía a los castellanos asturianos burgaleses, no es esto, es sólo sugerencia a modo de ejemplo, y por no sacrificar a nadie; es que a mí me ha penetrado el espíritu inclusivo y consensuante del 15M.
Se me ocurre que el escudo unificador de esta nueva configuración política de la península podría ser el botijo claveteado que hice para la Fundación La Chacona y que adquirió el cantante Ismael, gran amigo, hace ya algunos años (cuya imagen suelo utilizar para ilustrar lo que escribo en las míticas semanas santas y navidades españolas). Pero no pretendo figurar en la historia como autor de escudo patriótico alguno, tampoco es esto, estoy sólo escribiendo en voz alta, zascandileando ideas. Esta del botijo doliente le gustaba mucho a Chicho Sánchez Ferlosio y también a Paco Almazán, me la ponderaban mucho y les sugería a ambos lo mismo un fado que una soleá. Imaginaos flameando la bandera al viento, campo azul con el botijo en el centro, como el sol de Zipango. No sé, pero me parece que al astut Junqueras (como le llama Ramón España en sus artículos sobre el manicomio catalán) no estaría muy de acuerdo con esta idea de la unificación ibérica, creo. Aunque bien pensado, después de rendirnos a Portugal podríamos rendirnos a Junqueras, total, luego los números democráticos y el quincemayismo imperante (si es que Podemos no acaba por estrangularlo) estabilizarían la cosa. ¿Qué os parece? ¿Qué todo esto no es más que un intento pueril para que permanezcamos todos juntos?, bueno, puede ser, pero es que creo que el internacionalismo antinacionalista debiéramos ir sustanciándolo por alguna parte, ¿no? Le había prometido a César Requesens que desarrollaría esta idea en mi muro, después de haber invadido el suyo...

 

6 de enero de 2016

___________________

 

* Texto publicado en su muro de facebook: https://www.facebook.com/octavio.colisaguirre.3

  

 

 

Zonaizquierda es un sitio web al servicio del pensamiento crítico.
Zonaizquierda se hace eco de información alternativa que ha sido publicada en otros medios.
Zonaizquierda en aquellos artículos cuya fuente original sea zonaizquierda.org se acoge a la licencia de Creative Commons.
 Zonaizquierda no se hace responsable de las opiniones vertidas por los autores de los artículos aquí enlazados o publicados.
Zonaizquierda.org © 2005