TTIP... no se habla de la pérdida de empleos  

 

Por John Hilary
Ilustración de O COLIS
Traducido por Enrique Prudencio para Zonaizquierda.org


El TTIP dará lugar a la pérdida de al menos un millón de puestos de trabajo y pone en peligro la legislación laboral de la Unión Europea.

Mucho se ha escrito sobre el tremendo terremoto económico que representa el Tratado de Comercio e Inversión Transatlántico (TTIP) que se negocia actualmente entre la UE y Estados Unidos. Los partidarios del acuerdo han prestado mucha menos atención al impacto tremendamente negativo que tendrá el TTIP sobre el empleo, y la causa resulta muy fácil de explicar.

Según la evaluación oficial de TTIP se producirá una pérdida de al menos un millón de puestos de trabajo en la UE como consecuencia directa de su entrada en vigor. Esta es la estimación que refleja el informe encargado por la UE al Centro de Investigación de Política Económica (CEPR) de Londres al comienzo de las negociaciones.


El estudio del CEPR calcula el nivel de desplazamientos que producirá el TTIP en el empleo, como porcentaje de la fuerza laboral en la UE. Bajo el escenario 'ambicioso' del TTIP preferido por los negociadores de la UE, el CEPR revela que al menos 1,3 millones de trabajadores europeos perderán sus puestos de trabajo como resultado directo del acuerdo. Además, unos 715.000 trabajadores estadounidenses también podrían perder sus puestos de trabajo en este escenario, lo que da un total de más de dos millones de puestos de trabajo.

Incluso bajo un escenario menos ambicioso, el estudio del CEPR sobre el TTIP predice que dará lugar a la pérdida directa de más de 680.000 puestos de trabajo en la UE y 325.000 en los EEUU. Esto significa que TTIP dará lugar a la pérdida de al menos un millón de puestos de trabajo entre la UE y los Estados Unidos, sea cual sea el nivel de ambición al que se haya llegado en el Tratado.

¿Estos trabajadores recién desempleados tendrán alguna posibilidad de encontrar puestos de trabajo alternativos? El estudio del CEPR, por definición, no puede predecir el impacto neto de TTIP en los niveles de empleo, ya que el modelo utilizado en su análisis no calcula la pérdida de trabajo.

La Comisión Europea, sin embargo, admite en su propia evaluación de impacto que el efecto de las pérdidas de empleo del TTIP será 'prolongada y sustancial'. En momentos en que las tasas de desempleo en Europa ya se sitúan en niveles récord, la Comisión reconoce las preocupaciones legítimas de que los trabajadores que pierdan su empleo como consecuencia de TTIP no serán capaces de encontrar otro empleo.

Eso no es todo, el TTIP representa una amenaza reconocida a las normas laborales, lo que socava la calidad así como la cantidad de trabajo disponible. El TTIP también pretende abrir la contratación pública y los contratos de servicios públicos, que amenaza los derechos laborales por medio de una mayor privatización. La propaganda de:  “compre sólo lo norteamericano” está encaminada a proteger los empleos locales en los estados de Estados Unidos que han sido el blanco de manera explícita de la eliminación de los negociadores de la UE, prometiendo más caos.

El TTIP será un desastre para los hombres y mujeres que trabajan en ambos lados del Atlántico. Cualquier persona que viva bajo la ilusión de que podría tratarse de un acuerdo para favorecer a la mano de obra se llevará el disgusto de su vida.

________________________


*
Esta opinión de los expertos se desprende de ciertos artículos sobre los acuerdos comerciales. La serie fue publicada poco antes del inicio de la séptima ronda de negociaciones sobre TTIP el 29 de septiembre y del vencimiento del plazo para la firma de los acuerdos de asociación económica que la UE ha fijado para el 1 de octubre.

 

Fuente: http://www.thebrokeronline.eu/Blogs/Employment/TTIP-don-t-mention-the-job-losses
 

  

 

 

Zonaizquierda es un sitio web al servicio del pensamiento crítico.
Zonaizquierda se hace eco de información alternativa que ha sido publicada en otros medios.
Zonaizquierda en aquellos artículos cuya fuente original sea zonaizquierda.org se acoge a la licencia de Creative Commons.
 Zonaizquierda no se hace responsable de las opiniones vertidas por los autores de los artículos aquí enlazados o publicados.
Zonaizquierda.org © 2005