¡Tratado Comercial Transpacífico al descubierto!

 

WikiLeaks desvela el borrador altamente secreto.

Por Andrew Blake, R.T.
Traducción: Enrique Prudencio para Zona Izquierda


WikiLeaks pone al descubierto el contenido de este acuerdo comercial multinacional altamente secreto en el que se lleva trabajando desde hace tiempo. Los críticos dicen que habrá repercusiones importantes para gran parte del mundo si se aprueba esta versión del mismo.

WikiLeaks ha publicado un extracto de 95 páginas de un proyecto reciente del Tratado Transatlántico o TTP en sus siglas en inglés, que agrupa a EE.UU., Japón, Méjico, Canadá, Australia, Malasia, Chile, Singapur, Perú, Vietnam, Nueva Zelanda y Brunei, que entre todos representan el 40% del producto interior bruto mundial.

El presidente de EE.UU. y sus homólogos de los otros 11 estados miembros han negociado el acuerdo de libre comercio en el más absoluto secreto desde hace años, cuyo objetivo, según la Casa Blanca, es reactivar las economías de todos los países involucrados, que incluye a algunos considerados emergentes.

“El TTP impulsará nuestras economías reduciendo las barreras al comercio y la inversión, el aumento de las exportaciones y la creación de empleo para nuestros pueblos, que es la prioridad principal”, dijo Obama durante un discurso en noviembre de 2011. “El acuerdo”, dijo, “tiene el potencial de ser no solo un modelo para la región Asia-Pacífico, sino también para futuros acuerdos comerciales para la regulación de los mercados y la creación de nuevas oportunidades para las pequeñas y medianas empresas en el creciente mercado global”.

Tras la publicación de un extracto obtenido por WikiLeaks esta semana, sin embargo, quienes se oponen al tratado insisten en que las disposiciones relativas a la investigación, desarrollo e innovación, podrían representar un duro golpe para todos, en particular en el ámbito de Internet.

Aunque el TPP abarca una amplia variedad de temas, muchos de los cuales no estaban cubiertos por acuerdos anteriores, según Obama, WikiLeaks ha publicado un capítulo de un proyecto de fecha 30 agosto de 2013, que se ocupa de la Propiedad Intelectual y sus derechos. Rumores difundidos anteriormente sobre el contenido del TPP en lo que se refiere a los derechos de la propiedad intelectual, habían generado preocupación entre activistas de la Fundación Frontera Electrónica con sede en California, que habían llegado a advertir de que el proyecto del texto que se filtró anteriormente sugería que el acuerdo “tendría amplias consecuencias negativas para la libertad de expresión de los usuarios, el derecho a la privacidad y el debido respecto a la libertad de creación e innovación de todos los usuarios”, todo lo cual se estaba negociando sin ningún tipo de participación popular. De hecho, las miles de palabras publicadas por WikiLeaks han confirmado esos temores que habían provocado la preocupación de EFF y otros, que han hecho sonar las alarmas.

El capítulo que ha publicado WikiLeaks, “ofrece al público la información más amplia hasta el momento para familiarizarse con los detalles e implicaciones del TPP”, un acuerdo que ha evadido el escrutinio de los medios de comunicación durante su desarrollo, presumiblemente debido a los argumentos bajo cuerda que han conducido a los países adherentes hasta el punto en que ahora se encuentran.

Julian Assange, el fundador australiano del sitio que ha revelado el secreto, recluido en la embajada de Ecuador en Londres durante más de un año, ha tenido palabras especialmente duras para el TPP en un comunicado publicado al tiempo que desvelaba el texto del proyecto del TPP.

“Si es instituido, el régimen de propiedad intelectual que figura en el TPP, pisotearía los derechos individuales y la libertad de expresión, a la vez que pasaría por encima de los bienes intelectuales y creativos de los comunes”, comenta Assange. “Si usted lee, escribe, publica, piensa, escucha, baila, canta o trabaja la tierra para consumir su producto; si se encuentra actualmente enfermo o pudiera estarlo algún día, el TPP le tiene en el punto de mira.”

Dentro del capítulo de la propiedad intelectual, los países participantes aceptan en un extracto “mejorar el papel de la propiedad intelectual en la promoción del desarrollo económico y social”, pero en otros lugares sugieren que la forma en que esto podría lograrse implicaría una estricta vigilancia de la World Wide Web. Más tarde, los países escriben que esperan “reducir los obstáculos al comercio y la inversión mediante la promoción de una mayor integración económica a través la creación efectiva y la protección y observancia de los derechos de la propiedad intelectual, teniendo en cuenta los diferentes niveles de desarrollo económico y de la capacidad productiva, así como las diferencias en los sistemas jurídicos nacionales”.

En comparación con los acuerdos multilaterales existentes, el capítulo del IPR del Tratado Comercial Transpacífico propone la concesión de más patentes, la creación de derechos de propiedad intelectual de los datos, la extensión de los plazos de protección de patentes y derechos de autor, la ampliación de los privilegios del titular de los derechos y el aumento de las penas por infracción de los mismos”, según explicó James Love de Knowledge Ecolgy International después de leer el capítulo filtrado. El texto reduce el espacio para las excepciones en todos los tipos de derechos de propiedad intelectual. Este texto negociado en secreto es negativo para el acceso al conocimiento, malo para el acceso a la medicina y profundamente perjudicial para la investigación”.

Quienes se oponen a este borrador, aseguran que las nuevas y estrictas normas del TPP en materia de copyright, provocarían el aumento del precio de los medicamentos, lo cual es catastrófico para los residentes en los países miembros que tengan dificultades económicas para comprar medicinas. Public Citizen, una organización de defensa del consumidor con sede en Washington, ha advertido de que los representantes norteamericanos que participan en las negociaciones del TPP han exigido disposiciones que “fortalezcan, prolonguen y amplíen el monopolio de los fármacos para el tratamiento del cáncer, las enfermedades cardiovasculares y el SIDA, entre otros, en la región Asia-Pacífico”. De hecho, el capítulo filtrado sugiere que las empresas farmacéuticas podrían desarrollarse con toda facilidad y ampliar las patentes en el marco del TPP, prohibiendo a otros países la fabricación de pastillas para salvar la vida, vendiéndolas más baratas. Aparte del mundo de las farmacéuticas, las consecuencias que podrían derivarse de las nuevas normas sobre derechos de autor, mi sincera opinión es que es 40% de la economía mundial representado en el TPP, afectará al 100% de la economía global.

“Podemos imaginar el TPP como un regalo de Navidad lleno de los deseos de lucro de todas las grandes empresas, y lo concerniente a los derechos de autor del texto apoyan esta opinión. “El Dr. Matthew Rimmer, experto en derechos de propiedad intelectual, declaró al Sydney Morning Herald. “Hollywood, la industria de la música, las grandes empresas de TI como Microsoft y el sector farmacéutico estarían muy felices con este tratado”.

WikiLeaks escribió en respuesta que las medidas de aplicación de tratados tienen “implicaciones de largo alcance para los derechos individuales, las libertades civiles, los editores, proveedores de servicios de Internet y la privacidad en Internet, así como en los bienes de los comunes, intelectuales, creativos, biológicos y medioambientales.”

“Como medidas concretas se incluye la litigación en tribunales supranacionales en los que se supone que deben delegar su soberanía los tribunales nacionales, pero sin que se garantice la salvaguarda de los derechos humanos”, advierte Wikileaks. “El capítulo sobre IP del TPP establece que estos tribunales pueden celebraar audiencias con pruebas secretas”.Según el sitio del filtrador, el capítulo IP también incluye disposiciones que son un refrito de la normativa sobre vigilancia electrónica de la ya abandonada Ley de Bloqueo del Acceso a la Privacidad en Línea (Stop Online Privacy Act). S.O.P.A en sus siglas en inglés y de los tratados ACTA que dejaron de aplicarse después de que la indignación pública frenara cualquier acuerdo legislativo de esa naturaleza.

“En el texto filtrado por Wikileaks también entran las propuestas inspiradas por Holywood y la industria discográfica – recordemos la debacle de SOPA – sobre limitación del acceso a los materiales educativos a través de Internet, con el fin de obligar a los proveedores de la red a que actúen como recaudadores de los derechos de autor, así como para limitar el acceso a Internet en ciertos casos”, explica Burcu Kilic, abogado especializado en litigios sobre la propiedad intelectual de Public Citizen, en la página web TorrentFreak.

El proyecto de ley de SOPA, se abandonó el año pasado después de la campaña pública masiva que frustró el intento del Congreso de EE.UU. “de censurar el acceso a ciertos sitios de Internet en que pudieran alojarse contenidos protegidos por derechos de autor”. Uno de los mayores opositores a este proyecto de ley, Kim dotcom de intercambio de archivos de los sitios Megaupload y Mega, se apresuró a expresar su felicitación a WikiLeaks por la publicación del borrador del TPP y condenó a los responsables de la elaboración de un proyectote de ley que puede tener importantes consecuencias negativas para todos si se aprueba, incluyendo a los residentes en Nueva Zelanda, como él mismo.

“No me extraña que lo mantuvieran en secreto. Menuda muestra de malévolo cabildeo corporativo de EE.UU. El TPP refleja el dominio mundial de las empresas norteamericanas. Nada más. Vamos a poner fin a esta locura en Nueva Zelanda”, dijo Andrew Blake a RT.

Según WikiLeaks, el gobierno de Obama y los Jefes de Estado de otras naciones potenciales miembros del TPP, han expresado su interés en que el acuerdo quede ratificado antes de 2014. Ahora se podrían poner en peligro sus intenciones.
______________

 

Fuente: http://rt.com/usa/wikileaks-tpp-ip-dotcom-670/

 

Zona Izquierda  © 2005