"Tsipras puede convertir el Talón de Aquiles de Europa que es Grecia, en el caballo de Troya...".

 

Comparado con la hazaña de sacar a Grecia del caos actual, el “viaje de Odiseo parecería un paseo por el parque”, dice el economista Yanis Varoufakis.

 

Por Darrell Delamaide, Marketwatch, The Wall Street Journal
Traducción: Enrique Prudencio
para Zonaizquierda.org

Un nuevo escenario griego con un gobierno dirigido por Alexis Tsipras, presidente del principal partido de la oposición, Syriza, que tendría la capacidad de paralizar la Unión Europea mediante el veto en el Consejo Europeo, sería más bien un Caballo de Troya.

“Invocando causas de interés nacional, un gobierno de Syriza tendría derecho de veto sobre todas las decisiones hasta que el punto de vista europeo sobre el programa griego se volviera a debatir”, escribe esta semana Varoufakis en Boston Reviw” .

La verdadera Odisea de Tsipras para llegar a ese punto, es hacer caer al actual gobierno de coalición de Atenas y que Syriza, que ahora va en cabeza en las encuestas de intención de voto, gane las elecciones generales.

Esta semana, en la Cámara de Comercio de Atenas,
Tsipras dijo que él está convencido de que esto ocurrirá el año que viene a más tardar, cuando en las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mayo se hundan los partidos Nueva Democracia y PASOK, actualmente en el gobierno griego.

El propio líder de Syriza invocó la amenaza de veto en el Consejo Europeo después de una reunión con los empleados de la televisión pública que protestan por su cierre.

“No se aprobará ninguna decisión de la UE si no se atienden nuestras exigencias de una solución viable para los problemas de Grecia”, dijo Tsipras.

Syriza es el acrónimo griego de Coalición de la Izquierda Radical, uno de los partidos opuestos al euro que están surgiendo en Europa. Tsipras quiere mantener a Grecia en la UE y el EURUSD-0,02%, pero pide una solución para los problemas económicos del país que no impliquen la política de austeridad draconiana actual. -0.02%. Yanis Varoufakis, profesor de la Universidad de Atenas y actualmente refugiado económico, impartiendo clases en la Universidad de Texas como profesor visitante, rechaza la alegación del primer ministro griego Antonis Samaras y de los funcionarios de Bruselas que opinan que la recuperación de Grecia está a la vuelta de la esquina.

“Hay que tener un apasionado desprecio por la verdad para decir que Grecia se está recuperando”, dijo en una entrevista esta semana con un periodista holandés. Esto ofende a la evidencia: la inversión en Grecia se ha reducido un 18% respecto de los tristes niveles de 2011-12, el crédito a las instituciones financieras se ha reducido un 20% desde los niveles asfixiantes de 2012, la pobreza ha alcanzado niveles récord y sigue creciendo, y “el empleo se encuentra en niveles como los que se narran en “Las uvas de la ira” de Steinbck”.

Por otra parte, Varoufakais señala que la deuda pública ha superado las peores previsiones, la deuda privada se ha disparado aún más según se hunde el valor del patrimonio inmobiliario, los ingresos fiscales del gobierno son inferiores a los pronósticos más pesimistas. El cambio se hace inevitable, sostiene este economista, al que preocupa que una Syriza catapultada al poder se vaya a enfrentar al mismo reto de comprometer su programa al que se enfrentó el socialdemócrata PASOK cuando llegó al poder en 1981, sobre todo al toparse con la Troika y los prestamistas griegos.

La única vía a seguir para un gobierno de Syriza es conseguir cambiar el rumbo económico de Europa,”, dice Varoufakis en su artículo de Boston Review. “Esta es una tarea difícil, pero en mi opinión, no es imposible.” Incluso si un nuevo gobierno pudiera implementar las reformas necesarias en los impuestos, la burocracia gubernamental y la política industrial en el frente interno, Grecia requeriría un alivio de la deuda y financiación externa para enderezar la economía. Eso sería inminente en términos de Syriza, cree Varoufakis, solo si los funcionarios de Bruselas estuviesen dispuestos a cambiar su orientación general sobre la crisis del euro, su insistencia en la estricta austeridad y el uso de las instituciones existentes de la UE que operan bajo las reglas vigentes de la UE para llevar a cabo un reconversión de la deuda y el programa de inversión.

Junto con la Universidad de Texas, el economista James Galbraith y el político y economista británico Stuart Holland, Varoufakis ha desarrollado lo que él llama una “modesta propuesta” para desplazar el énfasis sobre la austeridad de la política de la zona euro, sin esperar un acuerdo sobre cuestiones polémicas, como la unión bancaria y los tratados de reformas.

Los pasos de esta propuesta incluyen la recapitalización bancaria directa por el Mecanismo Europeo de Estabilidad, un programa de conversión de deuda limitada dentro de lo establecido en el Tratado de Maastricht, mediada por el Banco Central Europeo de Inversiones y el Fondo de Inversión Europeo y un programa de solidaridad social de emergencia financiado por el objetivo 2 de desequilibrios del Eurosistema. Este no es un programa de ayuda bilateral a Grecia o a cualquier otro país deudor y no implica transferencias adicionales de los Estados con superávit a los estados deficitarios. Es un programa para estabilizar y dar la vuelta a la economía europea en su conjunto utilizando las instituciones.

¿Puede la pobre y pequeña Grecia imponer tal cambio a la UE? Aquí es donde entra en juego el veto en el Consejo Europeo, según Varoufaquis.

“Tal cambio puede soltar la lengua y dar comienzo a un debate que, esperamos, dará lugar a cambios modestos, racionales y a unas políticas muy necesarias en toda Europa”, escribe el economista en la Boston Review. Esto proporcionaría a los mandatarios portugueses, españoles, italianos y a los más importantes, los franceses, la oportunidad de cambiar el discurso del clima económico de Europa y sus alrededores.” En resumen, si Tsipras es capaz de completar su odisea y acceder al poder, puede convertir el Talón de Aquiles de Europa que es Grecia, en el caballo de Troya de la reforma.

______________

 

Fuente: http://www.marketwatch.com/story/greece-could-use-veto-to-force-shift-in-euro-policy-2013-12-06

Zona Izquierda  © 2005