¿Podrán rescatar a España los jóvenes desempleados de Podemos?

 

Por Mark Weisbrot* (Commomdreams)

Traducción de Enrique Prudencio

 

A principios de este año, de la victoria electoral de Syriza en Grecia surgió el primer gobierno de la eurozona que más problemas tiene para afrontar el austericidio impuesto por la Troyka, que ha dejado en la miseria a las capas populares del pueblo griego con medidas draconianas destinadas a reducir el déficit público mediante la imposición de brutales recortes de sueldos y servicios sociales, llegando a una situación de extrema pobreza que Europa no conocía desde la postguerra. Para la Troika esta era la cruel panacea con la que pretendía superar la crisis económica.

Aunque muchos pensaban que era imposible que un país tan pequeño, que representa sólo el 2% de la economía de las 19 naciones de la zona euro pudiera cambiar significativamente la trayectoria económica de Europa, este cambio ya se está produciendo.

El mes pasado, a Grecia se le concedió un aplazamiento de cuatro meses sobre la fecha de vencimiento de su préstamo con los acreedores extranjeros. Muchos han visto esto como ejemplo de que Atenas tiene la suficiente entidad para conseguir aplazar los vencimientos de su deuda, lo que cual deja de ser una victoria significativa para Syriza. Hay que reconocer que esta ha sido la primera vez que Grecia se ha enfrentado a cara de perro a la todopoderosa Troyka, forzándola la a renegociar las condiciones de la devolución de la deuda de acuerdo a sus pretensiones y no obedeciendo el trágala de los especuladores financieros. El lunes, se espera que los burócratas de puerta giratoria de Bruselas presenten las propuestas de Grecia a los ministros de Finanzas de la eurozona. Si las propuestas fuesen rechazadas, Grecia convocaría nuevas elecciones o un referéndum para que el pueblo decida sobre la postura a tomar ante los dictados de la Troyka, prestamistas y usureros.

Para enfrentarse al diktat de la Troyka Syriza aprovecha su impulso electoral que le ha llevado al gobierno de Grecia, ¿tendría Podemos la fuerza de hacer lo mismo en España?

Desde que fue creado en enero de 2014, Podemos ha sorprendió a muchos al conseguir el 8% de los votos en las elecciones Europeas. Las organizaciones que habían presidido hasta ahora el sistema de dos partidos en España
PSOE (Partido Socialista Obrero Español de centro-izquierda) y PP (Partido Popular de derecha) consiguieron menos de la mitad de los votos que los obtenidos en la elección anterior de 2009. En noviembre del año pasado, Podemos lideraba todas las encuestas de intención de voto.

Para España, este ha sido un verdadero seísmo político. Algo equivalente a ser tercero en los EEUU, colocándose por delante de los republicanos y los demócratas a menos de un año de su fundación.

El partido Podemos promete un futuro mejor al rechazar la austeridad fiscal que no permite que España levante cabeza. Sus propuestas para bajar la edad de jubilación y reducir la semana laboral también ayudarían a crear puestos de trabajo para los millones de desempleados. En un país donde ha habido cientos de miles de desahucios, y donde
a diferencia de Estados Unidos, la gente todavía tiene que pagar sus hipotecas, incluso después de perder sus hogares Podemos también propone reformas del mercado de la vivienda. Y Podemos igualmente quiere que el Banco Central Europeo el que toma las decisiones más importantes de la zona euro– rinda cuentas ante el Parlamento Europeo, y se le apliquen los cambios pertinentes para cumplir la misión de promover el pleno empleo.

Un movimiento social multitudinario y vibrante conocido como los Indignados, o el 15-M, allanó el camino para que esta revuelta electoral, con manifestaciones masivas en las calles contra las medidas de austeridad que sus partidarios encuentran irracionales y abusivas. Así como el movimiento Occupy Wall Street en los EE.UU. puso la desigualdad en la agenda política nacional por primera vez en décadas, el 15-M cambió el debate político en España y bastantes cosas más.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, profesor de ciencias políticas, de 36 años de edad, que habla de la necesidad de los ciudadanos españoles de recuperar su democracia, ha llegado a millones de personas en los últimos años a través de los principales programas de televisión, debatiendo con habilidad y competencia con los contertulios del establishment. Una serie de escándalos de corrupción y saqueos del dinero público que involucran al gobierno actual, también ha indignado a los ciudadanos que exigen el fin del pillaje y el enjuiciamiento de los miembros del gobierno y los responsables de las grandes corporaciones, de puerta giratoria.

Para apodemos resulta muy importante conseguir que los jóvenes desempleados de España se incorporen a sus filas. El PP gobernante, que tiene sus raíces en la dictadura fascista que gobernó España durante casi cuatro décadas hasta el año 1975, está tratando de contrarrestar el nuevo reto con el argumento de que España ha vuelto a crecer, y que sus políticas están funcionando. Pero es poco probable que convenza a muchos votantes. La economía española creció sólo un 1,4% en 2014, y el desempleo actual de 23.7% no ha mejorado mucho desde su nivel máximo del 26,3% de hace dos años. El desempleo juvenil es más del doble de la tasa global. El desempleo es lo que más importa; hay pruebas sustanciales de que el desempleo a largo plazo tiene numerosos costes sociales, además de la pérdida de ingresos, con efectos demoledores en la salud mental y física, las tasas de suicidio, la esperanza de vida y el bienestar de los hijos.

Las proyecciones de desempleo del Fondo Monetario Internacional que el desempleo siga siendo obstinadamente, hasta elevado hasta que se reduzca al 18,50% en 2019. Esto es suponiendo que las cosas salgan según lo planeado, tener en cuenta que las proyecciones del FMI han tendido a ser demasiado optimistas en los últimos años. Pero la parte más escandalosa de esta previsión es que el FMI proyecta que la economía española en 2019 estará muy cercana al pleno empleo. En otras palabras, el FMI y por extensión las autoridades Europeas están diciendo que el 18% de desempleo es básicamente el pleno empleo para España. Los funcionarios europeos están diciendo esencialmente a los ciudadanos españoles que en realidad no hay mucho futuro para el país, especialmente para los jóvenes.

En un encuentro que tuvo lugar en 2009 entre el FMI y el gobierno español, se afirmó que "la evidencia empírica sugiere también que las recuperaciones de las crisis económicas a menudo sirven como una oportunidad para la reforma. El tipo de "reformas" a que se estaban refiriendo fueron las que el gobierno español actual ya ha aplicado o tratado de implementar: recortar las los salarias y los derechos laborales, lo que debilita a los trabajadores en la negociación colectiva. Y mientras, seguir recortando servicios públicos. Este ha sido el programa de la troika
la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI durante los últimos cinco años en la zona euro. Syriza se ha opuesto con firmeza para exigir el fin a este sacrificio, y ahora Podemos podría plantar cara a la TROIKA junto con Syriza.

 

_______________________

 

*Mark Weisbrot es codirector del Centro para la Investigación Económica y Política (CEPR), en Washington, DC. También es presidente de Just Foreign Policy.


Fuente: http://www.commondreams.org/views
 

  

 

 

Zonaizquierda es un sitio web al servicio del pensamiento crítico.
Zonaizquierda se hace eco de información alternativa que ha sido publicada en otros medios.
Zonaizquierda en aquellos artículos cuya fuente original sea zonaizquierda.org se acoge a la licencia de Creative Commons.
 Zonaizquierda no se hace responsable de las opiniones vertidas por los autores de los artículos aquí enlazados o publicados.
Zonaizquierda.org © 2005