WTO (OMC) Un traje a medida para tiburones

Extracto del texto más extenso "Tailored for Sharks"

 

Por Mary Louise Malig, Transnational Institute
Ilustraciones
O COLIS
Traducción de Enrique Prudencio para Zonaizquierda.org

 


Las normas de la Organización Mundial del Comercio ofrecen un trato más favorable a los tiburones que a las sardinas


Los dos principios básicos de la OMC, el de Nación Más Favorecida y el de Tratamiento Nacional, son la base de un comercio sin discriminaciones. Pero el término no discriminación resulta aquí equívoco, porque en realidad, nivelar el juego ofreciendo igualdad de oportunidades en una competición entre partes desiguales, sólo consigue que los protagonistas más poderosos sean siempre los ganadores. Y como resulta evidente por los datos que presenta el comercio mundial, está concentrado en manos de unos pocos, por lo que estas normas sólo favorecen a los grandes protagonistas del comercio global: las grandes corporaciones transnacionales.

El trato de Nación Más Favorecida (NMF), es el primer artículo del GATT

Es uno de los principios básicos del sistema de comercio mundial. Es una obligación general que establece que el trato que se dé a cualquier miembro de la OMC, les será dado a todos los miembros de la OMC. No se puede favorecer a ningún miembro con respecto a los demás, excepto en los casos de acceso preferencial que se da a las Naciones Menos Desarrolladas y a algunas en vías de desarrollo. Según el parágrafo (1) del Artículo I del Gatt:

“Con respecto a los aranceles y tasas aduaneras de cualquier tipo impuestos sobre o en conexión con la importación o exportación de y con respecto a los métodos de exacción de tales derechos y cargas, referentes a todos los reglamentos y formalidades relativos a las importaciones y exportaciones, y en relación con todos los asuntos a que se refieren los apartados 2 y 4 del artículo III, toda ventaja, trato de favor, privilegio o inmunidad concedido por una parte contratante a un producto originario de o destinado a cualquier otro país, será concedido inmediata e incondicionalmente a todo producto similar originario o destinado a los territorios de todas las demás partes contratantes”.

El punto fundamental de la NMF según la OMC, es la igualdad del tratamiento a todos los signatarios del acuerdo, en este caso, todos los Estados miembros de la OMC. Se afirma que el comercio sin discriminación significa, en la OMC, que se trata a todos por igual. Siguiendo la analogía señalada más arriba, esto quiere decir que todos los tiburones y las sardinas deben ser tratados por igual, sin importar si se trata de un tiburón más grande o menos grande, o si se trata de una sardina. Por supuesto que hay algunas excepciones de trato preferencial para una sardina pequeña, pero esa es la excepción a la regla. Bajo el principio de igual trato para todos los competidores en el campo de juego, en una competición entre tiburones y sardinas, y aunque se aplique un tratamiento preferencial a las sardinas más pequeñas, ¿hay alguna duda de quién será el ganador?

Trato Nacional Transnacional

El trato nacional es el otro principio básico fundamental del sistema de comercio multinacional. Es también una obligación general vinculante que se encuentra en el artículo III del GATT, aunque se resume mejor en el párrafo 4 del artículo III:

 

"Los productos del territorio de todas las partes contratantes importados al territorio de cualquiera otra de las parte contratantes, gozarán de un trato no menos favorable que el concedido a los productos similares de origen nacional con respecto a todas las leyes, reglamentos y regulaciones que afecten a la venta, la oferta para la venta, la compra, el transporte, la distribución o el uso. Las disposiciones de este párrafo no impedirán que la aplicación de cargos de transporte interno diferenciales se basen exclusivamente en la utilización económica de los medios de transporte y no en la nacionalidad del producto".

 

En esencia, una vez que un producto o servicio foráneo entra en el mercado, debe ser tratado no menos favorablemente que los productos o servicios prestados por proveedores locales o nacionales. En otras palabras, los gobiernos deben dar el mismo tratamiento a los productos y servicios extranjeros que a los mismos productos o servicios nacionales. Una vez más, siguiendo el principio de comercio sin discriminación, esta obligación requiere que el gobierno ha de conceder todos los privilegios y exenciones que dé a los nacionales.

A medida de los tiburones

No importa que los privilegios que un gobierno otorgue a sus productores nacionales sean para fomentar su industria nacional con el fin de apoyar el crecimiento económico. Si lo hace, tiene que otorgar estos privilegios también a una corporación extranjera transnacional que no necesita ningún tipo de apoyo al crecimiento debido a que ya es una potencia desarrollada. La no discriminación significa que a los tiburones extranjeros gigantes hay que darles un trato igual que a la pequeña sardina nacional. El principio subyacente aquí es que las reglas de la OMC proporcionan igualdad de oportunidades competitivas. Pero como se ha dicho anteriormente, es así exactamente como las grandes corporaciones transnacionales crecen de forma exponencial y el comercio mundial se concentra cada vez en menos manos mientras que los pequeños productores locales están siendo barridos de sus propios mercados.

En otras palabras, las pequeñas sardinas nacionales o locales tienen que competir en igualdad de condiciones con los grandes tiburones transnacionales y ningún tiburón transnacional debe tener beneficios que los demás tiburones transnacionales no tienen. No importa que los privilegios que un gobierno concede a sus productores nacionales sean para fomentar su industria nacional con el fin de crecer económicamente. Si lo hace, tiene que otorgar también estos privilegios a una transnacional extranjera. Un acuerdo hecho por y para las Transnacionales.

Medidas de Inversión Relacionadas con el Comercio ( MIC ) en la OMC

La OMC puede que no tenga una definición clara para la inversión, pero tiene el Acuerdo sobre Medidas de Inversión o MIC relacionadas con el Comercio. Uno de los acuerdos de la Ronda Uruguay, está destinado a eliminar las restricciones anexas a la inversión extranjera, por considerar que distorsionan el comercio.

 

En relación con las mercancías, el acuerdo TRIMS elimina las ayudas a las industrias nacionales y permite a las corporaciones transnacionales hacer negocios sin necesidad de tener en cuenta la economía nacional del anfitrión.

En la era anterior a la OMC, al incrementarse la inversión extranjera directa, muchos gobiernos nacionales comenzaron a imponer normas estrictas a las corporaciones transnacionales extranjeras para entrar en sus fronteras. Las restricciones eran generalmente parte de una estrategia nacional de política industrial, diseñada para impulsar y apoyar a la industria nacional. Estas regulaciones nacionales también actuaron como salvaguarda contra la salida irrestricta de las reservas de divisas o para que los beneficios no salieran del país anfitrión sin contribuir a la economía local. Estas regulaciones y políticas nacionales se llevaron a cabo para intentar que las economías nacionales se beneficiaran también de estas inversiones extranjeras. Entre estas regulaciones se encontraban las siguientes:

a) contenido nacional, que requiere que las empresas transnacionales extranjeras utilicen un determinado porcentaje de tecnología o productos fabricados en el país.

b) medidas para mantener el equilibrio de la balanza comercial, que se exigen a las corporaciones trasnacionales extranjeras para equilibrar el uso de los productos importados con el uso de los productos nacionales, o en otras palabras, requiere que las empresas extranjeras no se basen únicamente en los productos extranjeros importados;
c) medidas sobre las divisas, restringiendo el acceso de una empresa extranjera a las divisas equivalentes al valor relacionado con las entradas de divisas atribuibles a su industria;
d) medidas sobre las exportación, restringiendo las exportaciones de las corporaciones extranjeras, ya sea en productos determinados, volumen o valor en relación con su producción nacional.

Estas regulaciones han sido todas derogadas en virtud del Acuerdo sobre las MIC de la OMC. La justificación de la abolición de estos reglamentos internos de política industrial es que estas medidas se consideran incompatibles con el principio de Trato Nacional y violan el Artículo XI del GATT, que estipula la Eliminación General de las Restricciones Cuantitativas. En otras palabras, las MIC representan la muerte de la política industrial nacional. Se trata sencillamente de un acuerdo destinado a beneficiar claramente a las empresas transnacionales extranjeras, porque en lugar de contribuir al fomento del mercado local, pueden operar sin restricción alguna y sin tener en cuenta su impacto en la producción nacional o la economía nacional del país anfitrión.

Casos de desmantelamiento de la Política Pública para favorecer a las empresas transnacionales.

 

En la OMC. Japón y la UE frente a Ontario y la energía renovable

 
Uno de los casos más recientes de la OMC que ejemplifica cómo sus reglas favorecen a las empresas transnacionales por encima de las medidas políticas nacionales que benefician a las personas, es el caso de Ontario, Canadá.

La provincia de Ontario, Canadá, estableció un programa para promover el desarrollo de las energías renovables con el fin de mitigar el cambio climático así como para crear puestos de trabajo. El programa equivale al 25% total de todos los proyectos eólicos y al 50% del total de todos los proyectos de energía solar e iba a ser realizado por los trabajadores de Ontario. También garantiza a las empresas con un determinado porcentaje de sus costes en Ontario, el precio del kilowatio-hora de electricidad eólica y solar durante 20 años. Generó 20.000 puestos de trabajo en sus dos primeros años de aplicación. Y aunque había ciertas preocupaciones sobre su implementación, en general se vio como un paso positivo para la transición de la energía sucia a la energía renovable.

En 2010 y 2011, Japón y la Unión Europea presentaron quejas en el DSM de la OMC alegando que Canadá violaba las reglas del Tratado Nacional y el MIC debido a ciertas regulaciones de carácter nacional y al precio de compra garantizado de la energía limpia. El Órgano de Solución de Diferencias de la OMC falló en contra de Canadá, dando la razón a Japón y la EU, aduciendo que Canadá había violado disposiciones del Tratado Nacional y del MIC. En 2013, Canadá informó al OSD que cumpliría con las reglas y cancelaría el programa en el plazo de tiempo exigido.

En los TLC y TBI. CMS Energy contra Argentina

Argentina es el país con más denuncias del mundo, de parte de inversores extranjeros. Tiene 52 conflictos conocidos. Muchos de ellos se produjeron como consecuencia de la crisis económica de Argentina en 1999. Durante la década de 1990 Argentina atravesó un profundo proceso de privatización siguiendo las instrucciones del Banco Mundial. Durante ese tiempo, se firmaron contratos con las empresas transnacionales asegurándoles los precios en dólares, cuyo valor de cambio sería ajustado de acuerdo con la inflación de Estados Unidos y convertidos a pesos al tipo de cambio de mercado. Cuando llegó la crisis económica, el gobierno tuvo que congelar los precios en pesos, por lo que los inversores presentaron decenas de demandas al Estado argentino aduciendo que las medidas adoptadas por el gobierno eran equivalentes a una expropiación o a una expropiación indirecta de sus futuras ganancias.

Una de las empresas que ganó el contencioso contra Argentina utilizando las disposiciones internacionales, fue CMS Energy, una compañía de gas natural norteamericana que utilizó el TBI firmado entre Estados Unidos y Argentina para demandar al gobierno argentino. CMS Energy demandó a Argentina utilizando el CIADI. Después de 6 años, el Tribunal de Arbitraje falló a favor de CMS Energy obligando a Argentina al pago de una compensación de 133,2 millones de dólares más intereses.

Una filial del Banco de América, que compró la demanda a CMS Energy, solicitó a Estados Unidos revocar las preferencias que Argentina tiene con EEUU y contrató grupos de presión para bloquear su acceso a los préstamos del Banco Mundial. En 2013, Argentina anunció que iba a pagar ésta y otras sanciones que le habían impuesto en otras demandas, no sólo por violación del CIADI, por un importe total de $ 677 millones.

Occidental Petroleum contra Ecuador

Occidental Petroleum Corp., con sedes en Estados Unidos y Ecuador firmaron en 1999 un contrato de participación para la exploración y explotación de hidrocarburos en el Bloque 15 de la Amazonia ecuatoriana. Un año más tarde, Occidental Petroleum llegó a un Acuerdo Farmount con la empresa canadiense Alberta Energy Corporation Ltd ("AEC") mediante el cual AEC adquirió una participación accionarial del 40% en el Bloque 15, a cambio de cierta aportación de capital. Esta transferencia violaba el contrato de participación y las leyes de Ecuador porque requería la aprobación ministerial.

En 2006 el gobierno de Ecuador puso fin a su relación con Occidental Petroleum a causa de estas infracciones. Occidental Petroleum presentó una demanda contra Ecuador basada en el TBI entre Estados Unidos y Ecuador. El Tribunal Arbitral sostuvo que el Acuerdo Farmout afectada a una cesión en violación de la ley ecuatoriana, ya que no había sido aprobada por el gobierno ecuatoriano. Sin embargo, el tribunal alegó que la terminación del Contrato de Participación fue una respuesta a la desproporcionada asignación de derechos del Acuerdo Farmout por parte de Occidental Petroleum y por lo tanto establecía una sanción según la cual Ecuador tenía que compensar a Occidental Petroleum con 1.77 millones de dólares (2,3 millones de dólares incluyendo los intereses). Esta es la mayor sanción dictada contra un estado hasta la fecha. Ecuador ha solicitado la anulación de esta sanción.

La OMC y los tratados de libre comercio: socios en el crimen

Las normas de la OMC son el fundamento y la base de todos los acuerdos de libre comercio. Donde termina la OMC empiezan los TLC, como el Acuerdo de Asociación Transpacífico, el Acuerdo de Asociación Transatlántico, la Unión Europea y los acuerdos de libre comercio. Los acuerdos de asociación económica (AAE) y otros, son una expansión de la OMC en cuanto a:

  • Nuevos asuntos (Resolución de controversias Estados-Inversionistas-ISDS, más facilidades al comercio, a la competencia, a las empresas propias del Estado, a la contratación pública, etc.)

  • Más ambicioso, requiriendo más disposiciones en todos los capítulos (por ejemplo en la extensión de la vida de las patentes a más de 20 años, inclusión de más servicios públicos y privados, eliminación de los aranceles en casi todos los productos, etc.)

 

En los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI), por otra parte, se han desarrollado más disposiciones de la OMC sobre inversión y se ha incluido un mecanismo (ISDS) para resolver discrepancias entre empresas privadas extranjeras y los Estados en tribunales privados. ISDS se encuentra presente en casi todos los tratados de libre comercio y TBI negociados durante las últimas dos décadas.

La inversión puede ser cualquier cosa en los TLC y los TBI: realidad, ficción, presente o futuro

La definición de inversión en los acuerdos refleja la extensión y la cobertura a que puede llegar una empresa transnacional con este acuerdo, por lo que es sumamente importante. En el TLC entre EEUU y Perú, la definición de inversión abarca todo y cubre todo, desde las ganancias actuales a las expectativas futuras.

Definición en TLC EEUU - Perú (2006)


Inversión significa todo activo propiedad realizada por un inversionista directa o indirectamente controlado y que tenga las características propias de una inversión, incluyendo características tales como el compromiso de capitales u otros recursos, la expectativa de obtención de ganancias o utilidades , o la asunción de riesgo. Las formas que puede adoptar una inversión incluyen:


(a) una empresa;
(b) acciones, capital y otras formas de capital con que se participa en una empresa;
(c) bonos, obligaciones, otros instrumentos de deuda, y préstamos;
(d) futuros, opciones y otros derivados;
(e) de llave en mano, de construcción, de gestión, de producción, de concesión, de participación en los ingresos, y otros contratos similares;
(f ) los derechos de propiedad intelectual;
(g) licencias, autorizaciones, permisos y similares derechos otorgados de conformidad con la legislación nacional, y
(h) otros activos tangibles o intangibles, muebles o inmuebles y los derechos de propiedad conexos, como arrendamientos, hipotecas, gravámenes, avales, garantías, depósitos.

La inversión no es sólo el dinero que las empresas extranjeras trasladan a un país, sino todas estas cuestiones que van más allá de las expectativas de lucro, deuda, patentes, licencias mecanismos especulativos, como los derivados, avales, fianzas, hipotecas, permisos, etc. En este caso, sería más fácil memorizar lo que no se incluyen como inversión de acuerdo con esta definición.


______________


Fuente: http://www.tni.org/briefing/tailored-sharks

  

 

 

Zonaizquierda es un sitio web al servicio del pensamiento crítico.
Zonaizquierda se hace eco de información alternativa que ha sido publicada en otros medios.
Zonaizquierda en aquellos artículos cuya fuente original sea zonaizquierda.org se acoge a la licencia de Creative Commons.
 Zonaizquierda no se hace responsable de las opiniones vertidas por los autores de los artículos aquí enlazados o publicados.
Zonaizquierda.org © 2005